CARMINA MACARONICA SELECTA

"Quid contentandum nisi contentamus amigos? / Hoc mihi servitium facias, tu deinde comanda, / nam, giandussa mihi veniat in culmine nasi, / ni pro te posthac Paradisos mille refudem", Baldus, V, 9, 295-298

viernes, 11 de enero de 2019

LA MACARRONEA DE FRANCISCO PACHECO: Traducción (XIV)

¿Que preso esté por todos los siglos en estas tinieblas?
¿no tengo fuerzas bastantes para romper mis cadenas?               175
¿Taimado de mí, a tonta guarda no camelarla?
¿Bástame no todavía que antaño del cielo caído
mi eterna silla y los goces que nunca serán recobrados
perdiera? Tú, Miguel sañudo, con tu montante
lograste que a mí soberanos reinos no se me dieran,                   180
cuando a casi todos los soldados bajo mi mando
que estaban del cielo en la corte en mis votos yo convocara.
¡Qué vergüenza! A todos del alto alcázar echónos
el Omnipotente, y nos hizo morar en profundas tinieblas,
y en universo bando de traidores nos tilda.                                 185
Y no contento con ello, del alto trono desciende,
(¡Ay dolor!) y nos busca incluso con nuevas peleas;
esto –cómo no- lo propaga en coral todo templo,
este coro1 lo canta, ay de mí, castigando mi espíritu.
Mientras en canto renuevan de nuestra caída el recuerdo,            190
¿tócame oírlo? haré que tales cosas no canten,
o forjaré renovados engaños con que la púdica
veneración con que se mesuran púdrase entera,
ya que de vengar mi triste dolor no tengo otro modo”.




176 Añade “puedo”.
187 Provoca emoción.
193 putesco, is. Verbo de acción.





______________________________________________________
1 Se trata del coro de los pupilos del colegio de San Miguel, precursores de los Seises, como señalan Montero y Solís (o.c., p. 651).

LA MACARRONEA DE FRANCISCO PACHECO: Edición crítica (XIV)


Quod siglos omnes tenebris sim presus in istis?,
non mihi sunt fuerçae quibus ego haec vincula rumpam?            175
Non ego taymadus vel tontam fallere guardam?,
non mihi bastat adhuc quod lapsus ab aethere quondam
aeternam sillam, reparandaque gaudia nunquam
amisi? tu saeue tuo montante Michaël
fecisti ne regna mihi soberana darentur,                                   180
cum quasi soldados omnes mea signa sequentes
qui fuerant in corte poli in mea vota vocassem.
O pudor, ipse omnes alcaçare misit ab alto
Omnipotens, tenebrasque dedit morare profundas
traidoresque vocat, facto per sidera bando.                              185
Nec contentus eo, solio descendit ab alto,
(ay dolor) atque nouas in nos agit vsque peleas;
scilicet hoc resonant, hoc cantant templa per orbem,
hoc chorus iste canit, misero mihi, corda fatigans.
Dum cantu renouant nostrae monumenta caidae,                     190
ista audire decet? faciam ne talia cantent,
aut fraudes forjabo nouas quibus ista pudica,
quae mesurat eos, deuotio tota putescat,
quando aliter miserum nequeo vengare dolorem”.




176 sup<p>le: possum
187 pathos mouet.
193 putesco.is, verbum actionis

______________________________________________________________________

175 AETNA 380 #uincula rumpunt# 177 OV. met. 14, 846 #ab aethere# lapsum 181 MANIL. 3, 155 #signa sequentes# 182 VERG. Aen. 5, 234 in #uota uocasset# 183 VERG. Aen. 10, 633-34 #alto# / misit... 184 STAT. Theb. 11, 73-74 #profundae# / #tenebrae# 186 VERG. Aen. 8, 423 #descendit ab alto# 188 OV. met. 13, 588 #templa per orbem# 189 SIL. 1, 63 #corda fatigat# 190 OV. trist. 5, 14, 1 #nostris monumenta# 194 VERG. Aen. 9, 497 #quando aliter# nequeo crudelem abrumpere uitam

______________________________________________________________________

174 presus H : pressus ZB 175 fuerçae Z  : fuerce BH || qb’ B  : qq Z || rumpam  ZH  : pamrum B 176 taimadus B || tontam ZH  : totam B || om.marg.H 177 lapsus H  : lapssus BZ 178 aethernam ZH  : eternam B 179 amisi H : amissi ZB || saeue Z : sere H : siue B || Michael ZB 180 ne ZH  : nec B 181 omnes om. B 182 corte ZH  : corde B 183 ipsse B || misit H : missit ZB 184 dedit ZH  : ledet B || profunda B 185 traydoresq3 Z || vando H 186 descendit Z : desçendit H : decendit B 187 ay ZB : ai H || om.marg.Z 188 resonat B 189 om. B 193 que H || pudescat B || om.marg.H 194 misserum B


viernes, 4 de enero de 2019

LA MACARRONEA DE FRANCISCO PACHECO: Traducción (XIII)



Una guarda feroz, harto atenta, de día y de noche
monta guardia, y blande sañuda rebenques a pares.               155
Guarda es el Solecismo (con tal nombre lo llaman),
monstruo enorme, deforme como ningún otro sea,
mocoso, e inmundas babas, ora de boca fluyendo,
ora sorbiendo, lo contamina su vil toque todo,
con su sáncheo hedor todo lo que se ve inficiona.                    160
Clavado el Diablo y mísero a causa de tales guardianes,
rudo ruge en brava boca, y con harto bramante
baladro los recovecos conmueve, honda sima resuena
con grave tumulto, y tiembla el lugar cuando tienta quitarse
grillones, y con fiero trueno retumba la honda zahúrda.           165
No de otro modo quizás a sus negros obreros castiga
Vulcano, bien que armas a Júpiter, bien que a Gradivo
de bronce mande forjarles, suena el Etna de agudo
martillo, y golpes rotundos dan en el yunque los Cíclopes,
pero jamás regañara el Diablo con tanto bramido,                   170
como en la noche santa, y viendo cuán dulces se abrieran
los templos, con cuánta piedad oficiaran los sacerdotes,
y dice para sí: “¿Qué hago?¿no es mi vergüenza execrable?



156 Solecismo, guardián del Diablo
160 Otra figura.
163 baladro,1 voz que significa terror, pero cuyo uso ignoro en qué fuentes se encuentra, salvo Feliciano de Silva en Daraida y Garaida.2
164 sima. Lugar profundo y que mira al Tártaro.




___________________________________________________________________
1 "En Florisel III, como en los anteriores libros del ciclo escritos por Silva y la generalidad de todos los caballerescos, las profecías se remiten al modelo merliniano, tal y como aparecen en el Baladro del sabio Merlín, el cual se remite a la Historia Regum Britanniae de Geoffrey de Monmouth" señala Javier Martín Lalanda, en "Temas y motivos de origen maravilloso en Feliciano de Silva: l a "Parte tercera de la crónica de Florisel de Niquea" (Sevilla, 1546)", Thesaurus, LIV, 1999, pp. 217-238: 220. El Baladro fue publicado por Juan de Burgos en 1498, y el título alude al grito (baladro) proferido por Merlin antes de ser recluido por la Doncella del Lago, de la que estaba enamorado.
2 cf. Sydney CRAVENS, "Feliciano de Silva and His Romances of chivalry in Don Quijote,"Revista de literatura hispánica: 7, 1978: "Feliciano de Silva, who wrote continuations of Amadis de Gaula, as well as the Segunda Celestina, has the dubious distinction of being the first author of romances of chivalry satirized by Cervantes in Don Quijote [...] . The distraught Cardenio is explaining his beloved Luscinda's fondness for Amadis de Gaula when Don Quijote interrupts to praise her excellent taste and to suggest: "Y quisiera yo, señor, que vuestra merced le hubiera enviado junto con Amadís de Gaula al bueno de Don Rogel de Grecia; que yo sé que gustara la señora Luscinda mucho de Daraida y Garaya, y de las discreciones del pastor Darinel, y de aquellos admirables versos de sus bucólicas, cantadas y representadas por él con todo donaire, discreción y desenvoltura" (II, 237)". Daraida y Garaya son, efectivamente, dos falsas doncellas (en realidad los caballeros Argesilao y Arlanges que se travisten para poder aproximarse a la princesa Diana), que aparecen en Florisel III. La forma Garaida citada por Pachecho es, en realidad, una variante errónea de Daraida, que aparece como tal en el cap. XVI de la citada obra de Silva (Florisel de Niquea (tercera parte)) en la edición del Centro de Estudios Cervantinos a cargo de Javier Martín Lalanda (1999), basada en un ejemplar de la edición sevillana de 1546 (B.N. Madrid, R-2541). Este error inducido en Pacheco aparece, por su efectividad homofónica, recientemente en Emilio José SALES DASÍ, "Primeras «desterradas» y caballeros disfrazados. Un acercamiento a la estética literaria de Feliciano de Silva", Revista de Literatura Medieval, xv.2 (2003), pp.85-106: 95: "La hermosura de las fingidas doncellas es tal que sólo puede causar numerosos equívocos. Así las cosas, Agesilao y Arlanges, tomando los ahas de Daraida y Garaida, se presentan en Sidonia donde "pusiéronse sendas ropas al trage de Sarmata" (XVlll, 50)". Cf. también Pacheco, Sátira, 278: En tratar las nereidas y daraidas.

LA MACARRONEA DE FRANCISCO PACHECO: Edición crítica (XIII)



Guarda ferox, nimisque vigil, noctesque diesque
assidet, et geminos intentat saeua rebenques.                     155
Guarda Solecismus (sic illum nomine dicunt)
monstrum ingens quo non aliud deformius vllum,
mocossum, turpesque babas et ab ore fluentes,
exorbensque foedo contaminat omnia tactu,
omnia sancheo conspurcat visa hedore.                               160
Talibus afflictus guardis miserusque Diablus,
ille ferus fremit ore brauo, penitusque bramanti
baladro caua saxa mouet, sonat ima tumultu
sima graui, tiemblatque locus cum soluere tientat
grillones, tonitruque fero stabula alta retumbant.                 165
Non aliter nigros quam forte castigat obreros
Vulcanus, siue arma Joui, siue arma Gradiuo
de bronzo forjare iubet, sonat Aetna tonanti
martillo, golpesque graues dant yunque Ciclopes,
sed nunquam tanto regañauerat ille bramido,                      170
quam sancta sub nocte videns quam sesga paterent
templa, sacerdotes quanta pietate sederent,
et secum: «quid ago? non est verguença pudenda?



156 Solecismus custos Diaboli
160 aliud schema.
163 baladrus, vox terrorem significans, sed cuius vsus nescio apud quem probatorum inuenitur praeter Felicianum de Silua in Daraida et Garaida.
164 sima locus profundus et ad Tartara tendens.

______________________________________________________________________

154 VERG. Aen. 6, 556 #noctesque diesque# 156 VERG. Aen. 6, 441 #sic illos nomine dicunt# 157 VAL. FL. 2, 479 belua, monstrum ingens... 159 VERG. Aen. 3, 227-28 ...contactuque #omnia# foedant / immundo... 163 LUCAN. 4, 455 #caua saxa# || STAT. Theb. 2, 226 #sonat# aula #tumultu# 164 LUCAN. 3, 491-92 #soluere# / temptat... 165 OV. met. 5, 627 #stabula alta# frementes 168 VERG. Aen. 3, 571 #tonat Aetna# 169 VERG. Aen. 8, 424 ferrum exercebant uasto Cyclopes in antro

______________________________________________________________________

155 seua B 156 Solaecismus H : solesismus B 157 mostrum B || deforms illi B 158 babas ZH : barbas B 159 xorbens q3 sedo B 160 vissa B || om.marg.Z || schema correxi : Schomma marg.H 161 afflictus H : aflictus ZB || miserus q Z : misserus q B : miserumq3 H 162 brauo B : bravo H : brabo Z 163 quo valadro B || caua Z (cava H) : caut B || tumultu ZH : tumia B || terroris marg. H || garara marg. H 164 tiemblat H : temblat ZB || tientat ZH : tentat B || sic in marg. laeuo Z 165 tronitu q3 mss. || retumbant Z : retunbant H : altare tumbat B 166 nigros ZH : negros B || quam Z : cum BH 168 bronzo H : brozo B : bronço Z || jubet BH : juuet Z || Aetna tonanti H : Aethna tonanti Z : et natonanti B 169 graues BH : grandes Z || dant yunque H : danjunque Z : dan nunq3 B || Ciclopes H : Çicoples Z : cicoples B 170 reganauerat B 171 videns quam H : bidens quam Z : videns q3 B 173 hago B || est ZH : esse B

viernes, 28 de diciembre de 2018

LA MACARRONEA DE FRANCISCO PACHECO: Traducción (XII)



y con pelambre las bubas habitan, e inicua calambre.
¿Para qué rubias chinches contar, y hediondos cuartuchos?             135
¿Para qué mugre y liendres cantar, y rabiosas heridas
de pulga, y en el brodio las moscas con harta frecuencia nadando?
Tus bocados no contaré, comilona carcoma,
ni tus dientes, polilla: aquesto lo deja el piojo
en cosa sin duda menor, y pegada en los miembros ladilla.             140
En medio de este lugar se alza una gruta, profunda morada,
negra casa, asaz tenebrosa, cárcel sin luces,
donde a menudo grillones y cadenas resuenan,
y que aullidos feroces con mil diablos se escuchan
se dice de este lugar, y que negros duendes ver deja.                     145
Ésta era otrora de san Miguel la casa afamada;
altar a los votos propicio, y cultos aquí anuales
antes hubo, mas gofas allí Camenas plantaron
su hogar con su bárbaro padre; tras dejar sacros templos,
y abandonar el mundo, ligó con acero macizo                                 150
bajo brete al feroz Lucifer, y con cien las cadenas
lo sujetó, amenazando que nunca lo soltaría,
y que estaría por siempre preso en la gruta espantosa.





134 Sobre las bubas, lee los tres libros míos cuyo título es Sudando el grillimón,1 que escribí mientras sudaba a chorros.
149 Bárbaro padre, Francisco Sánchez infeliz.


____________________________________________________________
1 El término "grillimón", sinónimo de sífilis, aparece en La pícara Justina, La lozana andaluza, y en Sebastián de Horozco (cf. R. NERINVELA, "El teatro Angepolitano de Diego Antonio Bermúdez de Castro y la medicina novohispana", Revista de la Facultad de Medicina, UNAM, vol. 46, nº 5, p. 2.)

LA MACARRONEA DE FRANCISCO PACHECO: Edición crítica (XII)



cumque pelambre bubae morant, et iniqua calambre.
Quid rubias chinches, hedionda cubicula dicam?                          135
quid mugrem, liendresque canam, rabiosaque pulgae
vulnera, et in brodio muscas plerumque natantes?
Non dicam carcoma tuos comilona bocados,
nec dentes, polilla, tuos: facit ista piojus
esse minora quidem, membrisque affixa ladilla.                          140
In medio istius stat gruta, profunda morada,
nigra domus, tenebrosa nimis, sine lumine carcer,
in quo sepe sonant grillones atque catenae,
aullidosque feros et mille sonare diablos
dicitur iste locus, nigrosque ostendere duendes.                         145
Haec sancti Michaelis erat domus inclita quondam;
hic aram votis facilem, et stata sacra quotannis
ante habuit; sed ibi gofae posuere Camenae
barbarico cum patre domum; sacra templa reliquit,
concedensque polum duro adamante ligauit                               150
Luciferum sub brete ferum, centumque catenis
vinxit, amenazans ne vincula solueret vnquam,
sed foret aeternum spantoso presus in antro.




134 de bubis, lege tres lib<ros> meos, cuius titulus est de grillimone sudando quos scripsi dum sudarem fortissime.
149 barbaricus pater Franciscus Sanchez infelix.

______________________________________________________________________

137 STAT. Theb. 5, 255 crateras pronos epulasque in caede #natantes# 140 LUCR. 4, 652 #esse minora# 142 STAT. silu. 5, 1, 19 #nigra domus# VERG. Aen. 6, 735 discipiunt clausae tenebris et carcere caeco 143 VERG. Aen. 6, 557 ...tum stridor ferri tractaeque #catenae# 146 SIL. 1, 598 O patria, o Fidei domus inclita, quo tua nunc sunt 147 STAT. Theb. 1, 666 #stata sacra quotannis# 148 HOR. epist. 1, 18, 47 surge et inhumanae senium depone #Camenae# 149 OV. met. 7, 53 nempe pater saeuus, nempe est mea barbara tellus 150 OV. Pont. 4, 12, 31-32 #duro# / #adamante# 151 HOR. sat. 2, 3, 70 nodosi tabulas, centum, mille adde #catenas# 152 VAL. FL. 3, 435 #uincula soluere# 153 VERG. Aen. 3, 624 #in antro#

______________________________________________________________________

134 pelambre B  : pelambrae ZH || bubae ZH  : bube B || iniqua ZB : inniqua H || calambre ZH : lombreca B || cuius marg. H : quorum marg. Z || scripssi marg.Z || fortissimae marg. Z 135 rubras B || chincis Z 136 rabiossa q3 BH  : rauiossa q3 Z || pulgae om. B 137 pulge transposuit B ante natantes 138 vocados B 139 leuiter interpunxi || ista BH : illa Z 140 affixa H  : afixa ZB 141-142 leuiter interpunxi 141 moradae H 142 tenebrossa ZB || nimis ZH : domus B || carcar H 143 saepe H : sepe ZB 144 sonare q3 Z 145 iste q3 B || locus om. B 146 sancto Michaeli domus fuit B 147 quotanis mss. 148 posuere H  : possuere Z  : pohuere B 149 Sanches marg. H || infelix om.marg.Z 150 om. B 152 amenazans ZH  : amenasans B || ne BH  : nec Z 153 spantoso scripsi : spantosso ZB : espantoso H || pressus B

viernes, 21 de diciembre de 2018

FRAGMENTOS DE MI TRADUCCIÓN DEL "BALDO" DE LA RED. VIGASO COCAIO, 8, 1-161





El pícaro Cíngar continúa con sus burlas contra Zambello, adoptando la personalidad de un judío.



Ya de la cárcel salido Zambello, su óptima esposa
Lena lo había acogido usando de extrañas caricias.
¿Cómo?, ¿con besos?, ¿con ledos abrazos, como es costumbre
de la mujer al manosear juguetona al marido?
¡Qué va!, en cambio, con grueso bastón al pobre lo acoge,            5
dejándole a éste sin ninguna arruga en la ropa.
Tal reposo obtiene Zambello después de la cárcel.
Pero pasados tres días, Lena a su marido
quiere ponerlo en marcha sobre varios asuntos,
porque la pobre pueda recuperar lo perdido;                              10
Cíngar, de hecho, le había vaciado toda la bolsa,
y los infelices habían sin pan encontrado el cesto.
Por tanto, la sabia Lena manda al patán de Zambello
que, andando a la ciudad, vender consiga su vaca.
Ésta era sin duda la mejor de las vacas,                                     15
sin que hubiera en el orbe ninguna más digna de elogio;
de ella obtuvo Cipada no pequeños quesitos,
de ella todos los días enorme cántaro lleno
de leche tenían; toda la urbe su mantequilla
y requesones probaba en todas las estaciones;                           20
y (así lo contaron a sus nietos antaño los viejos)
y Berto Pannada a ésta el nombre le dio de Chiarina.
Su hijo Zambello, pues, empuñó un bastón puntiagudo,
al que, Calepino, estímulo llamas; Comina, aguijada1,
y, aguijando a la vaca, decía: "¡Arre, Chiarina!"                          25
y luego algo pronuncia que nadie escribir lograría2,
mas porque no había aprendido del comerciar los principios,
y no sabe escribir las cuentas3 sobre varillas,
por este motivo manda Lena a su marido
vender la vaca, mas sin coger todavía dinero,                           30
sino al fiado, y, si alguno quiere dar algo,
que esto lo tome en prenda; y así que todo suceda
ante testigos; y aquella persona que hágale compra,
déle un billete por él escrito en garantía;
porque ella misma quiere el sábado cobrar el dinero.                35
"Así lo haré -Zambello dice-, estate tranquila".
Luego azuzando a la vaca, "¡so -dice-, gira, arreando!"
y luego silba, como el boyero llevando su carro.
Cíngar lo supo de boca de Berta. ¿Qué hizo entonces?
No quedose sentado, corre, y corriendo murmura:                   40
"Quien mucho remolonea, no come la sopa caliente;
y mal se aloja, quien demasiado tarde se viene,
y el caracol perdió el buen bocado tardando".
Mientras esto medita, camina rápidamente,
y, a la ciudad llegando, espera tomar a Chiarina.                     45
Entra en una tienda de mercancía variada,
cuyo dueño era un hebreo, llamado Sadocco;
este tal circunciso por un triple don destacaba,
y señalado por Dios hubo sido, por ser renombrado:
era tuerto, además de cojo, y jorobado.                                 50
A cien desgraciados había arruinado usando de usura.
Gran cantidad poseía de vestidos colgados:
capas, jubones, calzas, y variedad de hopalandas,
chaquetas, sayas, enaguas, además de sotanas.
Cíngar, dejando una fianza, como es costumbre,                    55
se viste con una saya gastada y muy cochambrosa.
Hace despúes que el judío le dé su gorra amarilla,
y luce nuestro bribón ropajes tan semejantes,
que tomado lo habrían por el circunciso Sadocco.
Entonces se allega a la plaza, do lo dan por judío;                 60
en lontananza se ve a Chiarina, y a su boyero.
Cíngar presto a andar se pone a cojetadas,
cierra el ojo derecho, por parecer que es un tuerto,
con la cadera torcida camina, fingiendo joroba,
y de paso en paso susurra palabras judías.                           65
Baladra Zambello con cuanto baladro soltar alcanzaba:
"¡Eh! ¿quién hay que quiera comprar esta bella ternera?"
Cíngar, oyendo, apenas aguanta la risa en el pecho.
Marchando, empero, en su busca, le sale el primero al encuentro,
con los ojos revueltos, y las piernas torcidas,                       70
dice así: "labriego, yo compraré tu ternera.
¿cuánto quieres?¿su precio?, pide, te ruego, lo justo."
Zambello a éste le dice: "Si quieres comprar mi Chiarina,
yo vendértela acepto; cerremos nuestro contrato.
Por ahora, coger dineros por ella no quiero,                        75
mas dame cual credencial aquello que te parezca,
y de tu propia mano sírvete hacerme un recibo,
pues vendrá el sábado a cobrar el dinero
Lena, trayendo el papel que escribiste en garantía."
Responde Cíngar: "¡Ven!, ahora mismo te pago,                  80
mas trae la vaca contigo, ¿estás así, pues, tan majara,
que vienes, y, olvidadizo, dejas detrás a Chiarina?"
"¡Oh! -Zambello dice- no soy; ¡so, venga, camina!"
Así entraron juntos de un carpintero en la tienda,
a quien Cíngar le compra una credencia4 en madera,           85
en la que esconde terna de peces que barbos se llaman;
los tales barbos llevan en su interior tales huevos,
que si los comes, ya cagarás todos los intestinos.
Luego toma tinta, y ante una gran concurrencia
escribe de esta guisa, al revés como hacen judíos:              90
"Zambello, hijo del ya difunto Berto Panada,
vende una vaca al judío que se llama Sadocco,
quien darle promete al susodicho el sábado próximo
ocho florines renanos5, siendo testigos Catoio,
junto con Bergnacca, Mengo y el cura Giarone6,                  95
a fe de los cuales suscribo yo de Sadocco el nombre".
Dicho y hecho, pliega el papel, y estampa un sello,
al tiempo que la fianza envía ya a Zambello,
y mándalo de vuelta a casa, y retiene a Chiarina.
Zambello suda, pues la fianza harto pesaba.                     100
Vase contento, y piensa gran negocio haber hecho.
Cíngar regresa al judío, y la hopalanda devuelve;
y luego bajo la forma de Cíngar a ese le vende
la vaca Chiarina, por la que obtiene ocho ducados,
pues por parir estaba ya un ternero formado.                   105
No había apenas siquiera cogido aquellas monedas,
que, a Zambello, lento del peso de la fianza,
se adelanta corriendo, cogiendo por un atajo.
Tornando luego a la ciudad, distingue de cerca
viniendo de frente a Zambello, bajo un peso tamaño        110
harto cansado y resoplante en sudor abundoso.
Mas esta fatiga no es fastidiosa para un ánimo alegre.
Cíngar, pasando de largo, finge no conocerlo,
pero Zambello, viéndolo, con su carga se para,
y grita: "¡eh, Cíngar!, ¿a dónde vas?, espérate un poco!" 115
Cíngar se vuelve: "¿Quién me requiere? -dice- ¡oh, de cierto
no te conociera, mi buen Zambello, bajo tamaño
peso de la credencia, ¿qué cosa llevas en ella?"
Responde Zambello: "la mercancía es preciso moverla,
soy comerciante; géneros compro, igual que los vendo; 120
tú recordar, no obstante, debes teniendo en mente
cuando me prometiste cuatro barriles de mierda."
"No temas -dijo Cíngar-, darete lo prometido.
Pronto no habrá ninguno más rico que tú en tal cosa.
No te engañaré yo a ti, mi querido Zambello Panada,     125
lo que prometite una vez, que será cumplido recuerda.
¿De la prisión siendo carne de horca te habría sacado,
Zambello, si Cíngar amigo tuyo de veras no fuera?
Ten por seguro que tienes y siempre tendrás un amigo.
Mas éstas son palabras, la prueba has podido tenerla.    130
Mas dime, ¿qué llevas?, ¿qué mercancía has encontrado?"
Responde Zambello: "una credencia que peces contiene,
que comerá mi, como le agrada mucho comerlos,
mujer, que encinta está, y un niño tiene en el vientre,
pues todo lo que precisa no dejo que le escasee;           135
si yo no le diera todo aquello que pide su gusto,
preñada como está, se despreñaría en el acto."
Cíngar le dice: "¡Qué buena obra haces, hermano!;
de cierto a tu esposa encinta debes tenerla contenta.
De las faenas de la cocina debe estar libre,                   140
porque, reseca, al mundo daría un niño abortado."
Entonces por "reseca" piensa que ha dicho "manteca",
por lo que Zambello dice: "Lena manteca
ya no hará, pues la vaca Chiarina vendila poco hace,
el tuerto Sadocco la ha comprado ahora mismito.          145
Mas queda en paz, amigo Cíngar, hasta la vista."
Dice así, y a la postre llega cansado a Cipada.
Pero cuando llega a casa, no encuentra a su Lena:
fuera a la iglesia a confesarse, o a otra cosa;
llevando la llave consigo, había cerrado las puertas,      150
y los balcones todos por protección de ladrones.
Suda Zambello, y la carga se quita de las espaldas,
y quiere freir los peces para comerlos de plato.
Mas ni por la puerta ni por la ventana podría
entrar allí; la cabeza se rasca, impaciente se enfada.     155
Tanto se rasca, empero, su discurridora cabeza,
que encuentra un modo nuevo, y un expediente ingenioso
de entrar, subiendo con una escalera al techo casero.
Y entonces se arremangó los dos brazos de la camisa,
y empieza a apartar a un lado las tejas de la techumbre, 160
para hacerse un pasaje anchuroso por dicho boquete.









_____________________________________________________________
1Quam, Calepine, vocas stimulum, Comina, goiolum. Ambrogio Calepino, autor del famoso Dictionarium linguae latinae (1502). "Estímulo" y "aguijada" son términos, el primero desusado, para designar a la vara con punta de hierro de los boyeros. El goiolum del verso proviene del término dialectal mantuano goiòl, e ilustra a su vez la regla prosódica macarrónica que establece como anceps la primera sílaba ante i semiconsonántica (Faccioli-Chiesa).
2Inde facit vocem quam nemo scribere possit. Mario Chiesa recuerda en su edición la glosa correspondiente de la red. Toscolanense 6, 236: sibilum intellige, "se refiere a un silbido".
3A base de muescas (Faccioli).
4A quo credenzam Cingar lignaminis emit. Juego de palabras entre credenza "credencia, mueble bajo y alargado", y la credenza "señal, garantía" del v. 76: ast in credenzam midi da quodcumque talentat.
5Señala Chiesa que los florines renanos estaban muy extendidos en el siglo XVI en el área véneta y limítrofes.
6Los nombres que se citan son típicos de la región de Bérgamo y Padua, según indica Chiesa.