CARMINA MACARONICA SELECTA

"Quid contentandum nisi contentamus amigos? / Hoc mihi servitium facias, tu deinde comanda, / nam, giandussa mihi veniat in culmine nasi, / ni pro te posthac Paradisos mille refudem", Baldus, V, 9, 295-298

sábado, 19 de diciembre de 2015

LA EPÍSTOLA MACARRÓNICA DEL DOCTOR DIEGO SÁNCHEZ (1533): BIOGRAFÍA




Casi un decenio después de la composición de Juan de Vergara se escribe, en forma epistolar, la segunda macarronea española que ha llegado hasta nosotros. Son escasos los datos que se poseían sobre la vida del autor, extraídos tradicionalmente y en su totalidad del frontispicio de su obra de filosofía natural El coloquio del sol (1576), donde se presentaba como médico y vecino de la localidad de Marchena1. Es la misma y semidesconocida epístola macarrónica (= epist.) la que ha aportado nuevos e insospechados datos biográficos sobre Diego Sánchez, a empezar por su lugar de nacimiento, Alcaudete (Jaén)2. Gran parte de epist. está constituída por una autobiografía empleada por el autor como argumentación en su favor ante el destinatario de la carta, el influyente doctor in utroque iure Francisco de Vargas3. Sánchez afirma, perifrásticamente, haber obtenido el título de Bachiller en Artes en Salamanca (vv. 8-9), y el grado de Doctor en Medicina en Lérida (v. 13), y encontrarse ejerciendo en Marchena (vv. 1, 100-109).

Sabemos por los libros de registro de cursos y grados de la Universidad de Salamanca que Diego Sánchez hizo la probanza de cursos de medicina previa a la concesión del título de Bachiller en Medicina en 15324, y por las Actas Capitulares del Archivo Municipal de Marchena conocemos que inició allí su actividad profesional en 15335, a una edad que podría andar entre los 25 años y 30 años6. En la época de la llegada del dr. Sánchez, la villa señorial de Marchena se hallaba en plena expansión demográfica y urbanística7. El concejo, controlado por la autoridad señorial del duque de Arcos, fomentó el asentamiento de población, especialmente de artesanos y obreros especializados, aunque también de otros servicios mínimos para una comunidad en crecimiento, como los de un médico -el dr. Sánchez-, un maestro y cátedra de gramática8 y un boticario9. En una nómina de Palacio fechada el 11 de marzo de 1541 figura su sueldo como médico de D. Luis Cristóbal Ponce de León, duque de Arcos, señor de Marchena10. Juan Luis Ravé Prieto señala que el dr. Sánchez publicó su obra al amparo de la casa ducal, y que su importante remuneración (30.000 mrs. anuales), sólo superada por la del Juez de la Audiencia del Duque, el Asistente (60.000 mrs. respectivamente) y la del Mayordomo mayor (40.000 mrs.), estaba en consonancia con sus múltiples funciones dentro de la casa ducal, que iban "desde la práctica de la medicina en el entorno de los Ponces y en general en todo el pueblo, hasta ser la persona de confianza a la que se le puede encargar la representación ducal para cualquier tipo de asuntos. Es interesante anotar cómo se le valora económicamente mejor que al tesorero [25.000 mrs.] o al secretario [25.000 mrs.] y mucho mejor que a los caballeros y militares [entre 15.000 y 25.000 mrs.]"11. Por un protocolo notarial del Archivo Municipal de Marchena sabemos que seguía vivo en 1576, fecha de publicación de su Coloquio del sol; en dicho protocolo se presenta como vecino de "la leal villa de Machena", junto con su mujer, Isabel Suárez12.







1 Así Mario Méndez Bejarano (cf. Diccionario de escritores, maestros y oradores naturales de Sevilla y su actual provincia, t. II, 1ª parte M-S, Sevilla 1923, nº 2374 pp. 365-366), quien se inclina por considerar a Sánchez natural de Marchena: "Por el último cuarto del siglo XVI vivía en Marchena, de la cual se dice "vecino", y probablemente sería también natural de ella. Ya se ha visto en Francisco Ariño un caso semejante: se decía solamente vecino de sevilla al frente de sus obras, y resultó ser natural".
2 Tal se deduce del título de la macarronea: "MAGNIFICO DOCTORI | Vtriusq. iuris Franco. de Var | gas .D. Didac' Sanch' de Al | caudete .S. Macharroni | cam .D. ". La primera mención del poema es de Ramón Menéndez Pidal (1914).
3 No dudamos que éste sea el Francisco de Vargas Messía (1500-1566), jurisconsulto natural de Toledo, que, después de desempeñar varios cargos de su profesión bajo Carlos V y Felipe II, ocupaba el de Fiscal en el Consejo de Castilla, cargo que desempeñaba ya al menos en 1545, cuando acudió a Trento como jurista del emperador (cf. C. GUTIÉRREZ, Españoles en Trento, C.S.I.C., Valladolid 1951, pp. 478-493). Gutiérrez viene a dudar de que Vargas se doctorase, pues sólo una vez recuerda verle llamado doctor, y señala la ignorancia existente sobre dónde y cuándo hizo sus estudios, y cuáles fueron éstos. La epístola de Sánchez, desconocida para Gutiérrez, lo presenta claramente como doctor utriusque iuris, que era la fórmula aplicada a los graduados simultáneamente en derecho civil y canónico (cf. ANA Mª CARABIAS TORRES, Colegios Mayores, centros de poder: Los colegios mayores de Salamanca durante el siglo XVI, Universidad, Salamanca 1986, p. 298). Por otra parte, la familiaridad y sinceridad desenvuelta con que Sánchez se dirige a Vargas parece indicar que se conocieron en el Estudio salmantino, donde el autor de la epístola desarrolló sus estudios.
4 Cf. TERESA SANTANDER RODRÍGUEZ, Escolares médicos en Salamanca (siglo XVI), Salamanca 1984, p. 340. Los otros escolares con este nombre figuran como matriculados en medicina con posterioridad a 1552.
5 cf. A. M. M. Actas Capitulares Marchena, 1533, 7 y 9 de julio
6 cf. A. Mª. CARABIAS, o.c., p. 282
7 cf. J. L. RAVÉ PRIETO, "Marchena, una villa de señorío a comienzos de la Edad Moderna", en M. BORRERO FERNÁNDEZ (coord.), Actas de las II jornadas sobre historia de Marchena (historia de Marchena. Volumen II). Marchena bajo los Ponce de León: formación y consolidación del señorío (siglos XIII-XIV). Marchena 8, 9, 10 y 11 de octubre de 1996, Iltre. Ayuntamiento de Marchena, 1997, p. 174) "Marchena aparece como una población importante que pasará de los 1638 vecinos en 1534 a los 3569 de 1588 y aunque la población a final de siglo se redujera un tanto, por efecto de sucesivas catástrofes demográficas, la villa se ha consolidado desde el punto de vista demográfico y urbanístico".
8 Cf. A. M. M. Actas Capitulares Marchena, 1535, abril, 5 e ib. 1538, enero, 21 cit. por Ravé Prieto, o.c., p. 177.
9 Encontramos en A. M. M. Actas Capitulares Marchena, 1535, junio, 7 (viernes) la autorización que da el cabildo a Francisco de Medina para poner tienda de botica.
10 Reproducida por Ravé Prieto, o.c., pp. 215-216. Sobre el perfil biográfico del Duque y sus inmediatos parientes y ancestros cf. VICENTE HENARES PAQUE, "Doña Ana Ponce de León. El ocaso de su leyenda literaria. Cartas de su tío Don Juan Téllez Girón", Actas..., pp. 278-285.
11 Cf. J. L. RAVÉ PRIETO, o.c., pp. 181-182.

12 Cf. A. M. Marchena. Archivo de protocolos notariales de Marchena. Libro registro de Escrituras Públicas, sign. 14 (myo - dic. 1576), f. 4r-5v. Dicho protocolo, comido por la humedad, presenta al final las firmas del dr. Sánchez, de su mujer, Doña Isabel Suárez, y la del escribano, que resulta llamarse igual que el doctor, nombre que ostenta también, curiosamente, la calle donde se encuentra el Archivo Municipal de Marchena. Deseo desde aquí reiterar mi agradecimiento a los Srs. D. Ramón Ramos, archivero municipal, y D. Fernando Luque, auxiliar de biblioteca, por su extrema amabilidad y las facilidades que dieron a este investigador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario